Research

13 desafíos que vienen con los vehículos autónomos


Escuche a los CIO, CTO y otros ejecutivos senior y de nivel C sobre datos y estrategias de inteligencia artificial en la Cumbre sobre el futuro del trabajo este 12 de enero de 2022. Aprende más


Teleoperación: la tecnología que permite a un ser humano monitorear, asistir e incluso conducir un vehículo autónomo de forma remota.

La teleoperación es una capacidad aparentemente simple, pero involucra numerosas tecnologías y sistemas para ser implementada de manera segura. En el primer artículo de esta serie, establecimos qué es la teleoperación y por qué es fundamental para el futuro de los vehículos autónomos (AV). En el segundo articulo, mostramos la tracción legislativa y el énfasis ganado por esta tecnología. En el tercera y cuatro artículos, explicamos dos de los muchos desafíos técnicos que debían superarse para permitir la asistencia y operación remota del vehículo. los quinto articulo explicó cómo todo esto se logra de la manera más segura posible. En esta instalación, llegaremos a la persona más importante de todo el circuito, el cliente.

Hay una periodista israelí, Sarah Tuttle-Singer, que escribe las historias que escucha de los taxistas. Tiene tantos que incluso escribió un libro con los mejores. Esto tiene mucho sentido. Los taxistas pasan todo el día viajando con diferentes pasajeros y cuando la gente se aburre, habla. Invariablemente, los taxistas tienen un millón de anécdotas que compartir. Desafortunadamente, con la próxima transición a la autonomía, estas historias desaparecerán.

El problema de los vehículos autónomos

Hay un problema existencial al sacar a un conductor del vehículo. Simplemente no puede proporcionar el 100% de disponibilidad del servicio ni un nivel satisfactorio de experiencia del cliente, ni hoy ni en 50 años. La interacción humana es fundamental para la misión. Son muchos los casos en los que un sistema autónomo es incapaz de responder al nivel que el cliente desea y al que tiene derecho. La falta de un ser humano detrás del volante no solo significa que habrá tiempo de inactividad del vehículo debido a la confusión por diferentes situaciones, sino que no se pueden brindar servicios aparentemente simples. La razón es simple, una máquina no sabe cómo interactuar con un humano de la misma manera que lo hace un humano. La experiencia del cliente es posiblemente el mayor problema de todos ellos en lo que respecta a la autonomía y se dividen en cuatro categorías principales: preocupaciones de los pasajeros, emergencias, entregas y zonas atendidas.

Arriba: Imagen a través de Stockphoto.com, con licencia de Amit Rosenzweig

Crédito de la imagen: Stockphoto.com/licensed to Amit Rosenzweig

Preocupaciones de los pasajeros

1. Malestar del pasajero: Quizás se sientan ansiosos o inseguros. Sin un conductor humano que responda a sus necesidades, el pasajero no tiene a nadie con quien comunicarse; nadie para calmar sus miedos, tranquilizarlos o abordar la fuente del problema.

2. Controlar el aire acondicionado o el sistema de infoentretenimiento: No todos los pasajeros tienen los mismos niveles de comodidad o necesidades, y no todos saben cómo operar ciertos sistemas. Los problemas con el control de temperatura o el entretenimiento a bordo son inevitables. Sin embargo, no hay nadie con quien hablar.

3. Puntos de entrega especiales: Actualmente, cuando llega cerca de su destino, simplemente dice: “¿Puede dejarme junto a esa puerta / coche / árbol / etc?” y normalmente el conductor hará precisamente eso. Con un sistema de conducción autónoma no solo no podrá hacer eso, sino que podría llevarlo a lo que técnicamente es la dirección correcta, pero no un lugar ideal para un fácil acceso. Esto es especialmente importante para los pasajeros mayores y las personas que van a recibir tratamiento médico.

4. Infracciones de pasajeros: No todos los problemas provienen del vehículo. ¿Qué sucede si el pasajero no lleva puesto el cinturón de seguridad o si hay demasiadas personas en el asiento trasero? Un conductor humano los aclararía y el problema se resolvería. ¿Un taxi robot podría reconocer estos problemas y mucho menos manejarlos?

5. Artículos olvidados o peor aún, bebé olvidado: En 1999, el violonchelista de fama mundial Yo-Yo Ma olvidó su violonchelo de 2,5 millones de dólares en un taxi. Los pasajeros incluso se han olvidado de los niños dormidos. Ahora mismo es fácil llamar al conductor (cuyo número está en el recibo). Esta ya no es una opción cuando no hay un conductor que pueda detenerse y revisar el vehículo en busca de personas o posesiones.

6. Vandalismo: Desafortunadamente, no todas las personas son buenas. De hecho, algunos son bastante malos, mientras que otros, como los adolescentes, son simplemente descuidados e indiferentes. Los pasajeros pueden dañar o arruinar un vehículo durante un viaje. Sin la mirada atenta de un conductor, este comportamiento no se controlaría. El resultado son mayores costos de mantenimiento, menores ganancias y tiempo de inactividad para el vehículo.

Bebe olvidado

Arriba: Imagen a través de Stockphoto.com, con licencia de Amit Rosenzweig

Crédito de la imagen: Stockphoto.com/licensed to Amit Rosenzweig

Emergencias

7. Aplicación de la ley: Cuando un vehículo conduce de manera errática o hay un asunto que necesita investigación, la policía usa un altavoz para alertar al conductor de que se detenga. Sin conductor a bordo, la policía no puede hacer su trabajo y las consecuencias pueden ser lamentables.

8. Médico / Ambulancias: Situación similar a la de la policía. Quizás un pasajero tiene un problema médico y logra hacer una llamada al 911. El vehículo aún necesita saber dónde y cuándo detenerse para que los profesionales médicos brinden a los pasajeros el tratamiento necesario que necesitan.

Oficial de policía detener un automóvil a alta velocidad

Arriba: Imagen a través de Stockphoto.com, con licencia de Amit Rosenzweig

Crédito de la imagen: Stockphoto.com/licensed to Amit Rosenzweig

Entregas

9. Paquete incorrecto / dañado / faltante: Cuando recibes un paquete de un mensajero, te lo entregan y te piden que lo firmes. Si el paquete recibido está muy dañado, o simplemente es algo incorrecto, puedes avisarles y ellos se encargarán de ello. Si le falta un artículo, volverán y traerán lo que olvidaron. Un robot simplemente se movería automáticamente a su próximo destino.

10. Encontrar el cliente adecuado: Hoy en día, solo hay unos pocos proveedores con robots de entrega. Sin embargo, estos números se multiplicarán a medida que mejore la tecnología y disminuyan los costos de producción. Pronto habrá muchos robots con muchos destinatarios. Un robot de reparto puede encontrarse haciendo una entrega a una ubicación donde varias personas están esperando pedidos diferentes. Para la computadora, es imposible determinar qué humano necesita para realizar su entrega. Esto puede resultar en un dispositivo confuso y un cliente frustrado.

Zonas atendidas

11. Validación de contenido: Cuando llega un camión para recogerlo o dejarlo, es necesario que el encargado de la puerta confirme los registros, el contenido de la entrega y dirija el vehículo a su lugar de estacionamiento específico o muelle de carga. Un sistema autónomo no responde bien a apuntar en una dirección o comandos verbales, ni puede explicar por qué puede haber una discrepancia entre la información que tiene y las instrucciones dadas por el asistente.

12. Cambio de órdenes: Una vez dentro de una instalación, puede haber alguien que necesite redirigir un vehículo de una tarea a otra. Esto es especialmente cierto en las zonas de construcción donde un vehículo puede tener varias tareas y su orden cambia. No hay forma de que esa persona en el campo comunique estas necesidades cambiantes.

13. Daños: Una vez que el vehículo haya llegado, habrá algún nivel de inspección del vehículo. Si hay algún problema con el vehículo o se ha producido un daño, no hay nadie para informar.

La solución

Para aquellos que leyeron los artículos anteriores de esta serie, la respuesta debería ser obvia. Para aquellos que no lo hicieron, la solución es tener un humano remoto en el circuito. Actualmente, ninguno de los problemas antes mencionados es un problema ya que hay conductores y mensajeros humanos. La autonomía no puede resolver estos problemas. Seguirá siendo necesario un ser humano para gestionar estos problemas de la forma más eficaz, eficiente y segura posible. Por eso la teleoperación es la única opción. Sin embargo, como ocurre con la mayoría de las soluciones, tiene sus propios desafíos.

Llevando a un humano al circuito

Cuando se activa una sesión de teleoperación, no se dirige simplemente al primer teleoperador (TO) disponible. Esto es por la misma razón por la que cuando llama al servicio de atención al cliente, existe un sistema de enrutamiento que, según su información, lo dirigirá al agente con la experiencia que necesita. Sin embargo, a diferencia de un centro de llamadas normal, el cliente no necesariamente tiene la opción de “presionar tres para problemas de tráfico” o “presionar numeral para repetir este mensaje”.

La primera solución posible sería que hubiera un administrador de teleoperación (TM) que responderá primero a las llamadas de asistencia y, al determinar el nivel de complicación y necesidad, enrutará la sesión a un operador específico. Esto sería muy ineficiente y significaría que la MT no está disponible para hacer su trabajo real: administrar. En cambio, debe haber una forma automática e inteligente de encaminar la necesidad de intervención humana sin… intervención humana.

Cuando se activa una sesión de teleoperación, lo primero que se determina automáticamente es el origen de la solicitud. ¿El pasajero provocó la necesidad de un TO? ¿Fue un socorrista o una policía? ¿O fue el propio vehículo? Cada una de estas situaciones requiere un tipo de respuesta diferente y, por lo tanto, un tipo diferente de TO. Dentro de un equipo de teleoperación determinado, habrá algunos que sean junior y otros senior, algunos que estén más orientados al cliente y otros que sean más técnicos. Un TO senior puede estar autorizado para asistencia remota y conducción remota, mientras que su contraparte junior solo puede ayudar. Algunos TO pueden ser principalmente para situaciones de interacción con el cliente, por lo que si el cliente activa la sesión, serán ellos los que se conecten. Por otro lado, si el vehículo activa la sesión, no debido a una situación de tráfico confusa, sino a un problema técnico. problema, se necesitaría una respuesta completamente diferente.

La asistencia remota es compleja

Acabamos de establecer que el aspecto aparentemente simple de quién responde qué llamada es complicado. Para conocer los desafíos de incluso establecer esa conexión, consulte nuestros artículos anteriores sobre conectividad de red y compresión de video.

Todavía hay otro desafío. Una vez que se inicia la sesión de teleoperación, el TO debe comprender qué está sucediendo exactamente. Hay una gran cantidad de información que necesitan recibir y que deben colocarse en capas en su pantalla para que puedan comprender mejor la situación. Este problema se multiplica al saltar entre numerosos vehículos. Tiene que haber procesos y herramientas incorporados para que haya un retraso mínimo entre el inicio de una sesión y el objetivo de resolver el problema del vehículo y la satisfacción del cliente.

Habilitando la autonomía

Si los proveedores de vehículos autónomos alguna vez quieren tener flotas de robots desplegadas en masa, deben asegurarse de que el humano esté al tanto. Es un proceso complicado y complejo de principio a fin y una tecnología completamente diferente a la propia autonomía. Esta es la razón por la que existen proveedores de teleoperación y por qué los líderes de la industria como Motional eligen confiar en ellos para esta función de misión crítica. Cualquier otra cosa y no están en el camino correcto hacia el futuro de la conducción autónoma.

DataDecisionMakers

¡Bienvenido a la comunidad VentureBeat!

DataDecisionMakers es donde los expertos, incluidos los técnicos que trabajan con datos, pueden compartir conocimientos e innovación relacionados con los datos.

Si desea leer sobre ideas de vanguardia e información actualizada, las mejores prácticas y el futuro de los datos y la tecnología de datos, únase a nosotros en DataDecisionMakers.

¡Incluso podría considerar contribuir con un artículo propio!

Leer más de DataDecisionMakers



Source link

https://watchlivenow.org

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button